976 22 20 11 - 659 22 20 11

Trastornos Generalizados del Desarrollo

¿Qué es el Trastorno Generalizado del Desarrollo o TGD?

Se trata de un conjunto de trastornos caracterizados por retrasos y alteraciones cualitativas en el desarrollo de las áreas sociales, cognitivas y de comunicación, así como un repertorio repetitivo, estereotipado y restrictivo de conductas, intereses y actividades. En la mayoría de casos, el desarrollo es atípico o anormal desde las primeras edades siendo su evolución crónica. Sólo en contadas ocasiones las anomalías se presentan después de los cinco años de edad.

Se divide en cinco categorías:

  1. Síndrome autista. T.E.A (trastorno del espectro autista)
  2. Síndrome de Rett
  3. Trastorno desintegrativo de la infancia
  4. Síndrome de Asperger
  5. Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

 

Los niños TEA pueden manifestar:

  1. Trastornos de comunicación: dificultades de comprensión del lenguaje hablado, escrito así como dificultades de comunicación que se engloban esencialmente en la comunicación verbal (comprensión de mensajes implícitos) y no verbal (comunicación gestual, expresiones del rostro).
  2. Dificultades de socialización: el vocabulario puede ser preciso, pedante, y el tono de voz o la entonación pueden parecer extraños, pero no son criterios obligatorios. Los trastornos de la socialización pueden ir desde la ausencia de búsqueda de contactos sociales hasta situaciones en las que la persona intenta tener amigos pero no sabe cómo hacerlo.
  3. Centros de interés restringidos y las conductas repetitivas pueden variar también, desde situaciones en las que la persona no se va a ocupar más que de conductas repetitivas y no funcionales (actividad de recuento, estereotipias gestuales, tics, muecas, deambulación, etc.) hasta perseverancias, dificultades en abordar otros asuntos de conversación aparte de los centros de interés de la persona, o compulsiones, obsesiones…

 

¿Cuáles son las principales Terapias y Tratamiento del Autismo (TEA)?

En nuestro gabinete de psicopedagogía, las terapias están enfocadas a la paliación de los síntomas y a la mejora de la calidad de vida del paciente. La terapia para niños autistas es personalizada e individual.

  • Intervenciones conductuales educativas: se realizan tanto en la persona diagnosticada de autismo, como en su ambiente familiar cercano. La terapia consiste en una serie de sesiones cuyo objetivo es la obtención de capacidades intensivas y de alta estructuración, orientadas a que los sujetos desarrollen habilidades sociales y del lenguaje. Se suele emplear el Análisis Conductual Aplicado. La terapia incluye también a las personas que conforman el entorno del sujeto (padres, hermanos, educadores, etcétera), a fin de prestar un apoyo a estos en el desarrollo de la vida diaria con una persona diagnosticada de trastorno autista y en la adquisición de habilidades para relacionarse con esta persona.
  • Intervenciones emocionales: tienen como objetivo la adquisición y desarrollo de habilidades emocionales de expresión y reconocimiento de sentimientos, desarrollo de la empatía… Al igual que las intervenciones sociales educativas, la terapia incluye el círculo social cercano, con los que se trabaja también la expresión de sus sentimientos, frustraciones, impresiones, etcétera, hacia el sujeto con trastorno autista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies