976 22 20 11 - 659 22 20 11

Trastornos en la deglución o disfagias

La disfagia es la dificultad para tragar alimentos y líquidos. Su origen puede estar en motivos muy diversos:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Enfermedades del sistema nervioso: esclerosis, demencias, Parkinson, accidente vascular cerebral.
  • Enfermedades de la musculatura orofacial.
  • Lesiones locales por tumores, quemaduras.
  • Malformaciones craneofaciales.

La dificultad en la deglución lo trata el logopeda y existen diversas técnicas para reducir sus efectos y mejorar la calidad de vida de las personas.

Para problemas de deglución severos el logopeda nos recomendará modificar la dieta, mejorar la posición de la cabeza y hacer ejercicios para estimular la capacidad de deglución. Si además hay problemas de habla ofrecerá soluciones para mejorar los patrones del habla, la pronunciación y la comunicación oral en general. En casos muy severos, el paciente puede alimentarse a través de un tubo conectado directamente al estómago y comunicarse a través de cartas alfabéticas o comunicadores que responden al parpadeo.

Algunos consejos para mejorar la deglución:

  • Sentarse en ángulo recto, inclinar ligeramente la cabeza hacia adelante y quedarse de pie o sentado entre 45 minutos y 1 hora después de comer.
  • No distraerse cuando se está comiendo. Hay que concentrarse en mascar y no hablar con la boca llena.
  • Comer poco a poco: trocear la comida en porciones pequeñas y mascarlas bien.
  • Intentar tragar alimentos o bebidas de dos a tres veces por cada bocado o sorbo, toser ligeramente y volver a tragar antes de respirar. Conviene repetir el proceso tantas veces como sea necesario.
  • Concentrarse en tragar con más frecuencia. Puede ser útil alternar sólidos y líquidos.
  • Cambiar la temperatura y la textura de los líquidos (es recomendable beber líquidos fríos y probar bebidas carbonatadas).
  • Tomar comida blanda o fácil de mascar.
  • Es posible que los líquidos más finos hagan toser. En este caso hay que beber líquidos más densos como zumos o cremas.
  • Si se está tomando medicación, es importante mezclarla con la comida. Previamente hay que asegurarse de si la medicación lo permite. El farmacéutico lo puede confirmar.

Así pues, según la persona y los problemas que tenga, el médico o logopeda indicará unas pautas concretas. Se trata de seguirlas al pie de la letra para resolver dichos problemas cuanto antes, y por consiguiente, disfrutar de una mejor calidad de vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies